Floreros pintados por dentro


Hoy os traemos una idea fácil para conseguir el florero que queramos sin necesidad de comprarlo. Es una idea rápida y sencilla que no os llevará tiempo, así que mañana mismo podréis poner flores frescas en vuestro salón.

¿Qué necesitamos?

Botellas de vidrio, pintura y colador.

Primero hay que escoger la pintura para vidrio que más nos guste y empezaremos a colarla dentro de la botella de vidrio (que habremos limpiado y dejado secar con anterioridad). Id dando vueltas a la botella, debéis ir metiendo la pintura en posición diagonal, para que las paredes vayan cubriéndose. Intentaremos no echar más de la que necesitamos, por eso debemos hacerlo poco a poco.

Una vez esté todo cubierto daremos la vuelta a la botella y la dejaremos descansar sobre la parte superior. Poned un papel de periódico debajo para que la pintura sobrante se deposite ahí.

Podéis pintarlas de los colores que queráis, ¡pero siempre por dentro! Cuanto más raras sean las botellas mejor. Y si os atrevéis a mezclar colores, quizá el resultado os sorprenda. Ahora ya tenéis sencillos pero vibrantes floreros hechos por vosotros, solo tenéis que buscar las flores más frescas y bonitas que encajen con ellos.

Fotos: decoración2, x4duros

, , , ,

Otros Artculos que pueden interesarte

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)