Cómo hacer un mini jardín Zen


Si bien existe un cierto debate acerca de la autenticidad de los jardines zen como parte de las tradiciones religiosas japonesas, es indudable la belleza inminente que emana la sencilla estructura de estos jardines. Si no cuentas con el espacio necesario para hacerlo en tamaño real puedes construir tu propio jardín zen en miniatura para tu escritorio o salón.

  • Compra o confecciona tu propio contenedor. Normalmente son rectangulares y poco profundos, así que clavar unos listones en una tabla puede ser suficiente, incluso puedes utilizar un marco de fotografías (aquí las instrucciones). El acabado, material y tamaño dependen de ti.
  • Llena el contenedor con un poco de arena limpia. Puede ser de la playa o la que se utiliza para los areneros infantiles. No utilices silica, pues produce polvo que puede ser tóxico si se inhala. En la sección de reptiles en las tiendas de mascotas encontrarás la arena para los terrariums, esta es ideal.

  •  Necesitas un pequeño rastrillo para hacer las figuras en la arena. Puedes comprarlo o confeccionarlo siguiendo estas instrucciones.

  • Busca 3 o 4 rocas para tu jardín. Hay quienes las compran, pero yo preferí tomar unas de la playa. Caminar buscando unas hermosas me llenó de paz y es eso precisamente lo que quiero transmitir con el jardín zen.

Ya está listo! arregla las rocas, juega con la arena cada vez que te sientas estresado, deja que tus problemas se reduzcan a unas pocas ondas en la arena. La calma y la contemplación interna te llevarán al estado de serenidad que necesitas.

Fuente: Instructables

,

Otros Artculos que pueden interesarte

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)