Ambientadores caseros


Te enseñábamos hace poco a crear tus propias velas artesanales y hoy queremos mostrarte cómo complementar este tipo de decoración haciendo tus propios ambientadores caseros para que tu casa esté siempre perfumada con las fragancias que más te gusten.

¿Qué necesitamos?

– Gelatina sin sabor en sobres.

Aceite esencial (elije el perfume que más te guste).

– Agua destilada.

– Colorante.

– Recipiente de cristal.

Calienta el agua destilada y cuando hierva añádele la gelatina. Cuando ya se haya mezclado apártala del fuego y añade más agua destilada (con un vaso bastará).

Procede entonces a verter la fragancia. Cuanto más pongas, más olerá, pero no es recomendable superar las 25 gotas. También es el momento de añadir el colorante para avivar nuestro ambientador.

La mezcla ya está lista para ponerla en uno o varios recipientes de vidrio. Puedes utilizar distintas formas y tamaños para que el resultado sea más original.

Recuerda poner aromas relajantes en los dormitorios y más estimulantes en el salón o el comedor, para poder conciliar el sueño en el primer caso o disfrutar de más energía en el segundo. No mezcles fragancias muy fuertes y cámbialos cuando veas que mengua el olor.

Son una genial idea para regalo si los entregas en botecitos de colores, así cada vez que vayas a casa de esa persona, reconocerás tu propio ambientador personalizado.

Fotos: afindemes, decoestilo

, , , ,

Articulos relacionados

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)